Cuidados para la piel

Consejos para lucir una piel hermosa

¿A quién no le gustaría lucir una piel y hermosa? ¡A todo mundo, por supuesto! Una persona que presente un cutis limpio irradia salud y vitalidad y va a ser el centro de atención de todos a su alrededor. ¿Qué hay que hacer entonces para cuidar la piel y disfrutar de todos estos beneficios? Hay muchas maneras de cuidar nuestra capa protectora, desde mascarillas naturales hasta una correcta alimentación, y eso es lo que vamos a ver precisamente en el presente post.

Para cuidar la piel no tenemos que invertir exageradas sumas de dinero, la misma naturaleza nos brinda las herramientas para mimar y consentir nuestra piel. Algunas personas querrán lucir una tez mas blanca, otras estarán más interesadas en combatir los granos y espinillas y están quienes querrán aplicar a un bronceado natural para presumir entre sus amigos y familiares. Si tu deseo es lucir una piel más suave y hermosa continúa leyendo.


Alimentación es clave

No importa que estrategia emplees para embellecer tu piel si descuidas el tema de tu nutrición. ¿Qué tipo de alimentos estás dejando que entren a tu organismo? No hablamos de que dejes de comer absolutamente tus comidas favoritas sino de que tengas una dieta balanceada. ¿Tus platos incluyen los suficientes ácidos grasos, frutas y verduras y frutos secos?

Los frutos secos, además de ser deliciosos y de aportar la fibra necesaria para sentirse saciado a lo largo del día, contienen minerales, vitamina E y antioxidantes que ayudan a prevenir el envejecimiento prematuro, por eso te recomendamos un puñado de frutos secos a media mañana.

El aceite de oliva, por su parte, es rico en ácidos grasos omega 3, esenciales para mantener una piel tersa y suave.

El yogur, bebida favorita de muchas personas, se encarga de eliminar el exceso de toxinas en el cuerpo, lo que favorece enormemente a la piel ya que hace que esta se vea joven y suave.

No obstante, hay otros alimentos que debes evitar ya que perjudican la salud de tu piel; debes mantener a raya el consumo de azúcar, productos lácteos y comidas rápidas. El sitio https://www.elmundo.es/ hace una lista de las comidas que más propician el envejecimiento prematuro, en ella se incluyen la sal, los refrescos azucarados, las grasas trans y el café, entre otros.


Hidrátate regularmente

Toma entre ocho y doce vasos de agua al día; esto es crucial si quieres deshacerte de las toxinas y hacer que tu piel se mantenga limpia y clara.


Duerme bien

Descansa las ocho horas reglamentarias que los expertos recomiendan ya que es en la hora del sueño en que la piel se repara a sí misma. Si no mantienes horarios regulares de sueño o no duermes lo suficiente tu piel va a lucir cansada. Cuando duermes, la hormona del crecimiento se encarga de la regeneración celular; dicha hormona se segrega durante las 3 o 4 primeras horas de sueño. Mientras estamos en brazos de Morfeo respiramos más lenta y profundamente, lo que ayuda a la oxigenación de la piel.

No es lo mismo dormir de día que de noche ya que nuestro cerebro está programado para descansar en horas nocturnas mientras se mantiene despierto durante el día. La melatonina, que es la hormona que reacciona frente a los cambios de iluminación ambiental, solo es activada en los ambientes oscuros, únicamente en la noche. Esta hormona actúa directamente sobre la glándula pineal, ayudándola a combatir el envejecimiento.

Haz ejercicio


La inactividad y el sedentarismo pueden disparar los niveles de estrés en una persona, y esto a su vez puede desencadenar la formación de arrugas y líneas de expresión, incluso, puede dar lugar a eczemas, por eso trata de vivir relajado, llevando una vida activa. La realización de ciertos ejercicios y posturas te ayudarán a hacer que la sangre fluya mejor hacia el cerebro, incrementando así la circulación alrededor de los ojos y las mejillas.